pelorosaurus

Pelorosaurus

El Pelorosaurus conybeari fue un gigantesco dinosaurio sauropodo braquiosáurido que media 24 metros de longitud y podía llegar a pesar más de 34 toneladas de peso. Vivió en los bosques primitivos de lo que es hoy Europa durante el Barremiense. Se extinguió hace unos 132 millones años a principios del período Cretácico.

Información: Pelorosaurus

  • Género / Especie: Pelorosaurus conybeari
  • Etimología: «Lagarto monstruoso», debido a sus enormes vértebras y huesos de las patas.
  • Localización Global: Inglaterra, Portugal
  • Rango Temporal / Era: Cretácico
  • Posible hábitat: Bosques primitivos
  • Estado de conservación: Extinto [EX]
  • Orden: Saurisquios
  • Familia: Braquiosáuridos
  • Alimentación / Dieta: Herbívoro
  • Longitud aprox: 24 metros
  • Peso aprox: 34 toneladas
  • Hallazgo / Yacimiento: La identificación errónea de los fósiles tiene como consecuencia que únicamente se pueda afirmar con seguridad que el Pelorosaurus vivió en Inglaterra y Portugal.


El Pelorosaurus fue identificado hacia 1840 a partir de varios ejemplares fósiles, algunos de los cuales se demostró más tarde que pertenecían al lguanodon. Los intentos por reclasificar a este dinosaurio aumentaron la confusión, y la identificación posterior de otros ejemplares hallados en Europa se considera actualmente dudosa.

Un ejemplar hallado en la isla de Wight poseía las vértebras y fragmentos de sus patas. Las huellas de su piel halladas junto a los fósiles de Pelorosaurus muestran que estaba recubierto de escamas hexagonales.

Características de Pelorosaurus

El Pelorosaurus que fue uno de los primeros saurópodos del período Cretácico en ser nombrados, Únicamente necesitaba una defensa contra los insensatos depredadores que pensaran en hincarle el diente: su inmenso tamaño.

Su cabeza sobresalía por encima de las copas de los árboles de la era mesozoica, ya que su fuerte cuello, de gran longitud, le permitía alimentarse del follaje que crecía a mayor altura, agarrando las grandes hojas con sus afilados dientes en forma de cincel.

Las fosas nasales, situadas en la parte superior de su cabeza, podrían haber ayudado al Pelorosaurus a evitar inhalar materia vegetal mientras se alimentaba. Probablemente no se sumergiera en el agua, ya que podría haber quedado varado debido a su enorme peso.