Indosuchus

Indosuchus

El Indosuchus raptorius fue un terópodo abelisáurido de aspecto feroz y 7 metros de largo. Pertenece al grupo de los dinosaurios saurisquios y vivió en lo que hoy es el subcontinente indio durante el Maastrichtiense, a finales del Cretáceo, hace unos 71 millones de años.

Información: Indosuchus

  • Género / Especie: Indosuchus raptorius
  • Etimología: Cocodrilo dela India
  • Localización Global: India
  • Rango Temporal / Era: Cretácico
  • Estado de conservación: Extinto [EX]
  • Orden: Saurischia
  • Familia: Abelisauridae
  • Alimentación / Dieta: Carnívoro
  • Altura aprox: 3 metros
  • Longitud aprox: 7 metros
  • Peso aprox: 1000 kilogramos
  • Hallazgo / Yacimiento: Hasta la fecha, únicamente se han hallado restos de Indosuchus en Madhya Pradesh (India).


Únicamente se han encontrado fragmentos del cráneo y del esqueleto, lo que hace que el Indosuchus sea un dinosaurio sobre el que resulte difícil echar luz. El análisis minucioso de los restos fósiles muestra su semejanza con el Abelisaurus, un dinosaurio del que se encontraron algunos fragmentos de cráneo en 1985, en Argentina. Ambos eran depredadores, con grandes mandíbulas llenas de dientes serrados.

Características de Indosuchus

Aunque se conoce poco sobre este animal, el Indosuchus caminaba sobre dos patas y podría haber alcanzado los 6 m de longitud. Poseía una estrecha cresta en su cráneo, con la parte superior aplanada

Su cabeza se parece a la del Tyrannosaurus rex, aunque el Indosuchus poseía un mayor número de dientes, que eran más cortos. El Indosuchus, probablemente uno de los depredadores más dominantes, también podría haber sido un animal carroñero.

Sus dientes se renovaban constantemente

Sus dientes serrados se reemplazaban continuamente. Esto constituía una necesidad, dado que podía perder dientes al morder la carne o al romper los huesos.

Tenía bracitos como el T-Rex

Al igual que sucede con el Rex, los brazos de esta criatura también eran llamativamente cortos, y aunque se desconoce cuál era el propósito o utilidad de los mismos, probablemente le ayudaran a aferrar firmemente a sus víctimas clavándoles sus garras.