hypselosaurus

Hypselosaurus

Hypselosaurus priscus fue un dinosaurio saurópodo titanosauriano, cuya cabeza sobresalía entre las copas de los árboles, ya que poseía un cuello más largo de lo normal. Habitó lo que hoy es Europa durante el Maastrichtiense, hace unos 70 millones de años, en la etapa final del período Cretácico.

Información: Hypselosaurus

  • Género / Especie: Hypselosaurus priscus
  • Etimología: «Lagarto alto», en referencia a su altura y a sus largos miembros.
  • Localización Global: Francia, España.
  • Rango Temporal / Era: Cretácico
  • Estado de conservación: Extinto [EX]
  • Orden: Saurischia
  • Familia: Titanosauridae
  • Alimentación / Dieta: Herbívoro
  • Longitud aprox: 12 metros
  • Peso aprox: 1000 kilogramos
  • Hallazgo / Yacimiento: El Hypselosaurus estaba extendido por Europa Occidental, en las regiones que actualmente forman España y Francia.


Los primeros huevos de un dinosaurio no aviar que se encontraron probablemente fueran los del Hypselosaurus. Sin embargo, hay algunos paleontólogos que argumentan que estos restos fósiles pertenecen en realidad al Gargantuavis, un ave no voladora.

Los huevos de Hypselosaurus, cuya superficie era irregular, tenían una longitud de 30 cm y un volumen de 2 litros, y su tamaño era aproximadamente el doble que el de los huevos de los avestruces actuales.

Fueron hallados en un nido en forma de cráter, dispuestos en línea. ¿Esto quiere decir que el Hypselosaurio situaba cuidadosamente los huevos en línea después de ponerlos? ¿O qué ponía los huevos mientras caminaba?

Características de Hypselosaurus

Los paleontólogos todavía no están seguros de cuál era la apariencia del Hypselosaurus. Ciertamente era pequeño en comparación con otros saurópodos, y sus patas eran excepcionalmente gruesas. Podría haber tenido algún tipo de coraza.

Hypselosaurus fue un dinosaurio herbívoro, y la razón de su cuello considerablemente largo se desconoce, pero podría haber permitido al Hypselosaurio alcanzar la materia vegetal que el resto no podía consumir.

El Hypselosaurio poseía unos pequeños dientes en forma de estaca, que utilizaba para arrancar la materia vegetal de los bosques del periodo cretácico, pero no para masticar, debido a que sus mandíbulas no estaban diseñadas para esta función.