Eoraptor

Eoraptor

El Eoraptor, que no fue descubierto hasta 1993, fue uno de los primeros dinosaurios del periodo triásico. Se trataba de un animal carnívoro del orden Saurischia pero cuya familia aun esta por clasificar, que se sostenía sobre dos largas patas traseras y partía a sus presas con sus grandes garras.

Taxonomía / clasificación: Eoraptor

  • Género / Especie: Eoraptor lunensis
  • Etimología:  «Ladrón del amanecer», debido a que se trataba de un primitivo reptil carnívoro.
  • Localización Global: Argentina
  • Rango Temporal / Era: Triásico
  • Estado de conservación: Extinto [EX]
  • Orden: Saurischia
  • Familia: Sin clasificar
  • Alimentación / Dieta: Carnívoro, y puede que carroñero
  • Altura aprox: 50 centímetros
  • Longitud aprox: 1 metro
  • Peso aprox: 10 kilogramos
  • Hallazgo / Yacimiento: En 1991, en las tierras yermas (bad-lands) de Ischigualasto, en el noroeste de Argentina


Los primeros fósiles del Eoraptor se descubrieron en 1991, en las tierras yermas (bad-lands) de Ischigualasto, en el noroeste de Argentina. Esta región, que actualmente es un desierto, fue el valle de un río en la época en la que vivió el Eoraptor

Características de Eoraptor

Este es uno de los pocos dinosaurios primitivos de los que se ha hallado un esqueleto completo. Con unos huesos ligeros y huecos y sus largas y delgadas patas, que terminaban en pies con tres dedos, el Eoraptor lunensis estaba diseñado para ser un animal veloz y un cazador efectivo.

Eoraptor era un carnívoro muy veloz

Gracias a su estructura este dinosaurio carnívoro conseguía la estabilidad en las carreras manteniendo su cola estirada, y se limitaba a alcanzar a sus presas gracias a su gran velocidad y afinados reflejos, atrapándolas con ayuda de sus garras y sus dientes.

Sus vértebras estaban fusionadas

El Eoraptor era capaz de mantener una postura erguida sobre sus dos patas traseras, debido a la resistencia estructural que le proporcionaban las vértebras fusionadas en la zona de sus caderas.

Tenía garras en sus manos

El Eoraptor poseía cinco dedos al final de cada una de sus «manos», y tres de ellos presentaban forma de largas garras, esto le daba un aspecto familiar que nos recuerda a otros teropodos raptores. Los otros dos  dedos de sus manos eran más cortos.

Su boca estaba repleta de dientes

La boca del Eoraptor lunensis tenía docenas de hileras de dientes algunos de ellos serrados, que indican claramente una dieta carnívora. Cabe la posibilidad de que este dinosaurio también se alimentara de carroña de otros animales muertos.