effigia okeeffeae

Effigia Okeeffeae

El Effigia es un género extinto de dinosaurio emparentado con los cocodrilos actuales y representado por una especie de saurópsido rauisuquio que habito los desiertos del periodo Triásico Superior, en la zona que hoy llamamos Nuevo México, en Estados Unidos.

Información: Effigia

  • Género / Especie: Effigia okeeffeae
  • Etimología: La efigie o fantasma
  • Orden: Rauisuchia
  • Infraclase: Archosauromorpha
  • Familia: Poposauridae
  • Localización Global: Nuevo México (Estados Unidos)
  • Posible hábitat: Desiertos
  • Rango Temporal / Era: Triásico Superior. Hace 201 millones de años,
  • Estado de conservación: Extinto [EX]
  • Alimentación / Dieta: Omnívoro
  • Altura aprox: 80 centímetros
  • Longitud aprox: 2 metros
  • Peso aprox: 60 gramos
  • Hallazgo: Descubierto por Nesbitt y Norell en 2006


El Effigia es un dinosaurio emparentado con los cocodrilos que vivió hace 210 millones de años. Recientemente las investigaciones del AMNH (American Museum of Natural History) describían a este nuevo género de dinosaurio como un pariente lejano de los cocodrilos, ya que comparte ciertas características con ellos, como el hueso del tobillo.

Sterling J. Nesbitt y Mark A. Norell del Museo Americano de Historia Natural de Nueva York han publicado en los prestigiosos «Proceedings of the Royal Society Biological Sciences», el hallazgo de un animal de hace 210 millones de años, lejanamente emparentado con los cocodrilos.

Características de Effigia okeeffeae

El animal, al que han denominado Effigia okeefeae (“effigia”, del griego para “fantasma” y “okeefeae”, en homenaje a la pintora Georgia O’Keeffe) aporta varios elementos de sorpresa. Para empezar, los restos fósiles de este dinosaurio se han estudiado ahora, pero fueron recogidos por el paleontólogo Edwin Colbert en las campañas que realizó en 1947 y 1948 en el Ghost Ranch Quarry, de Nuevo México (un yacimiento célebre por el hallazgo de decenas de ejemplares del terópodo Coelophysis).

Effigia se parece más a un cocodrilo que a un dinosaurio

Por otra parte, el animal es “raro”: Effigia es un organismo bípedo y con un pico córneo que sustituye a los dientes. Inicialmente se pensó que podría tratarse de un dinosaurio carnívoro ornitomimosaurio (“imitadores de las aves”), pero esto adelantaba la aparición de este grupo en más de medio centenar de millones de años.

Un análisis posterior ha revelado que realmente se trata de una forma más emparentada con los cocodrilos que con los dinosaurios. Sin embargo, y pese a lo que ha aparecido en prensa, lo único que comparte Effigia con los cocodrilos modernos es el tipo de tarso (tobillo) común a todos los miembros de Crurotarsi.

Representa la base del linaje de los cocodrilos

Todos los arcosaurios (aves, cocodrilos, dinosaurios, etc) pertenecen al linaje de las aves (aunque no sean aves, como los dinosaurios no avianos o los pterosaurios) o al linaje de los cocodrilos (aunque no sean cocodrilos), y estos dos linajes se diferencian, entre otras cosas, por la estructura del tobillo. Effigia es un elemento de la base del linaje de los cocodrilos, como otros muchos animales que incluso también pudieron ser bípedos (por ejemplo Postosuchus).

El parecido de Effigia con Shuvosaurus (un supuesto dinosaurio carnívoro descrito en los mismos niveles y cuya interpretación había sido siempre objeto de polémica) ha permitido, de rebote, establecer las relaciones de este último con los grupos basales del linaje de los cocodrilos.

Esto, al menos, confirma que la historia temprana del grupo faunístico que dio lugar a los cocodrilos es mucho más compleja de lo que se había aceptado tradicionalmente.