Dinosaurios Saurisquios (Saurischia) Cadera de lagarto

Dinosaurios Saurisquios (Saurischia) Cadera de lagarto

Los dinosaurios Saurisquios tenían cadera de lagarto, eran unos animales prehistóricos que pertenecían a la familia Saurischia, que en griego significa «cadera de lagarto». Fueron un orden dentro del superorden Dinosauria.  Su primera aparición fue en el Triásico Superior (hace aproximadamente 228 millones de años, en el Carniense).

 

Ejemplos de dinosaurios Ornitisquios y Saurisquios

 

El grupo de Dinosaurios Saurisquios (Saurischia) se diversificaron de forma masiva durante el Jurásico y el Cretácico. Algunos de ellos desaparecieron en la conocida extinción masiva del Cretácico-Terciario, sin embargo, sus descendientes las aves, como las que conocemos hoy día, colonizaron todos los continentes, teniendo un gran éxito ecológico.

Descripción de los dinosaurios Saurisquios 

Los dinosaurios saurisquios (Saurischia) se diferencian principalmente por poseer caderas con una forma similar a la de los lagartos actuales, ya que esta cadera vista de perfil tiene el mismo aspecto que las de las aves. El hueso púbico en esta cadera sobresalía hacia la parte delantera del cuerpo con una forma triangular. Y en el caso de los Eumaniraptores (Anchiornithidae), el grupo de donde provienen las aves actuales, su hueso púbico apunta hacia la parte trasera.

La evolución de los Saurisquios (Saurischia)

Durante su evolución los dinosaurios saurisquios se dividieron en dos linajes o grupos principales muy diferentes entre ellos, los dominantes terópodos y los gigantescos saurópodos.

Los terópodos (Theropoda)

Los dinosaurios saurisquios terópodos eran los depredadores dominantes durante la mayor parte del período Jurásico y del período Cretácico y fueron los sucesores de los sinápsidos (Synapsida); algunos de ellos, como el Allosaurus adquirieron rápidamente grandes dimensiones y, a finales del período Cretácico se originaron los mayores superdepredadores que jamás hayan pisado la tierra, como el archiconocido Tyrannosaurus rex.

Durante la era mesozoica las cualidades evolutivas de estas criaturas se acentuaban cada vez más con el paso del tiempo, creando así  nuevas criaturas que poseían unas cabezas y unas mandíbulas mucho más poderosas y dotados con una locomoción principalmente bípeda (a dos patas), aunque con unos brazos o unas extremidades anteriores muy poco desarrolladas como es el caso de los tiranosauridos.

Los saurópodos (Sauropoda)

El otro linaje, que pertenece a los dinosaurios saurisquios saurópodos como brontosaurus o Diplodocus. Este grupo se originó a partir de los depredadores bípedos que vivían durante el período Triásico que hemos mencionado anteriormente.

Estos regresaron a una locomoción cuadrúpeda, es decir, que ahora volvían a desplazarse con las 4 extremidades. Incrementaron su tamaño drásticamente formando así los mayores vertebrados terrestres que jamás hayan existido.

La dieta de los saurisquios saurópodos pasó a ser herbívora adaptando su cuerpo a través de la evolución. Gracias a que tenían un cuello extremadamente largo se podían alimentar de las hojas de las copas de los árboles. Por otra parte, su cráneo poseía un cerebro bastante pequeño, más pequeño que los ganglios lumbares que se encuentran en las médulas espinales. Su cola también sufrió varios cambios y se volvió más alargada y flexible llegando a ser una buena arma defensiva.