colossochelys

Colossochelys

La Colossochelys es una especie extinta de tortuga atlas de la familia Testudinidae, y todos sus restos proceden de yacimientos de la India. Es quizás la tortuga terrestre más grande que haya existido en la tierra, ya que podía alcanzar unos 3 metros de longitud y llegaba a pesar hasta 4 toneladas de peso.

Información: Colossochelys

  • Género / Especie: Colossochelys Atlas
  • Etimología: Tortuga colosal
  • Localización Global: India Occidental, Pakistán, posiblemente el sur y este de Europa, Sulawesi y Timor (Indonesia).
  • Rango Temporal / Era: Pleistoceno
  • Estado de conservación: Extinto [EX]
  • Orden: Testudines
  • Familia: Testudinidae
  • Alimentación / Dieta: Herbívoro
  • Altura aprox: 1,8 metros
  • Longitud aprox: 2,7 metros
  • Peso aprox: 4.000 kilogramos
  • Hallazgo / Yacimiento: Se han encontrado restos fósiles de Colossochelys en la India


El Colossochelys fue descubierto en 1835 por el Dr. Hugh Falconer, un paleontólogo escocés y distinguido miembro de la Royal Society. Sus restos fósiles fueron descubiertos en la región del Punjab, en el noroeste de la India. El lugar donde fue descubierto, las Montañas de Siwalik, al pie de la cordillera del Himalaya, se encontraba repleto de restos de otras especies prehistóricas. Posteriormente Se han encontrado más restos fosilizados del Colossochelys en la India, Pakistán, e Indonesia, también se piensa que habitó Europa.

Características de Colossochelys

El Colossochelys era una tortuga prehistórica que vivió hasta hace 11.550 años, también recibe algunas veces el nombre de Testudo atlas (Tortuga Atlas). Fue una de las mayores tortugas que jamás hayan existido, y probablemente se asemejase a la tortuga de las Islas Galápagos actual.

La mayoría de los testudíneos eran y son de un tamaño relativamente pequeño, por lo que el gigantesco Colossochelys era un caso excepcional.

Al igual que las tortugas gigantes actuales, el Colossochelys poseía cuatro patas grandes y fuertes para soportar su enorme peso. Solo su caparazón ya alcanzaba aproximadamente 2 metros de longitud.

Escondía su cabeza y patas dentro del caparazón

Su método defensivo no era muy diferentes con respecto a algunas de sus parientes actuales, ya que cuando se encontraba en peligro, el Colossochely se defendía, al igual que hacen las tortugas actuales, introduciendo su cabeza y sus patas en el interior de su caparazón.

Más grande que la tortuga Laúd

El Colossochelys es una de las tortugas más gigantescas que se han encontrado en todo el mundo. La longitud de su caparazón superaba al de la mayor de las tortugas actuales (la Tortuga Laúd) superando a esta en casi 60 centímetros.