adasaurus

Adasaurus

La llegada del Adasaurus, cuyo nombre procede de un espíritu maligno femenino mongol «Ada» que era capaz de tomar múltiples formas, era sinónimo de problemas para los lagartos y pequeños mamíferos del Cretácico Superior.

Información: Adasaurus

  • Género / Especie: Adasaurus mongoliensis
  • Etimología: «Lagarto de Ada de mongolia», en referencia a un espíritu maligno de la mitología mongola
  • Localización Global: Mongolia
  • Rango Temporal / Era: Cretácico
  • Estado de conservación: Extinto [EX]
  • Orden: Saurisquios
  • Familia: Dromeosáuridos
  • Alimentación / Dieta: Carnívoro
  • Longitud: 2 metros
  • Peso: 15 kilogramos
  • Hallazgo / Yacimiento: Ambos ejemplares proceden del la región del desierto de Gobi, en Mongolia.


Se han hallado dos ejemplares, ninguno de ellos completo. Estos permiten establecer que se trataba de un coelurosaurio, un terópodo estrechamente emparentado con las aves, que algunos analistas indican que era más una ave verdadera que un dinosaurio no aviar.

Características de Adasaurus

El Adasaurus se caracteriza por poseer una cabeza bastante grande y ancha, este dromeosáurido tenía pelvis de ornitisquio. Desafortunadamente el Adasaurus no era rápido ni un corredor muy ágil ni veloz, debía emboscar a sus presas, ya que sus cortas patas y sus pies anchos no le permitían acecharlas de manera eficiente como el resto de los raptores.

Poseía garras de raptor con forma de hoz

El segundo dedo de cada uno de sus pies era una garra en forma de hoz que podía utilizar como una navaja para rajar a sus víctimas. Esta garra es de mayor tamaño en otros dromeosáuridos, mientras que su cráneo es más alto que el del Velociraptor, al cual el Adasaurio se asemeja mucho.

Posiblemente Adasaurus estuviera recubierto de plumas

El Adasaurio Como todos los dromeosáuridos, es probable que el cuerpo y la cola del Adasaurus estuvieran, al menos parcialmente, recubiertos de plumas.

Era del tamaño de un perro grande

El Adasaurus era del tamaño de un perro grande, era inteligente, rápido y ágil, capaz de superar en inteligencia y velocidad a las presas de menor tamaño.

Tenía garras de depredador

La temible garra que poseía en uno de los dedos de cada pie se mantenía alejada del suelo cuando el Adasaurus se movía, evitando que se dañara.